Miguel Plà

 

Durante los últimos años ha explorado las posibilidades de recreación artística de formas arquitectónicas y vegetales, que en sus imágenes cobran movimiento y una nueva expresión e intensidad cromática. Su obra ofrece un grado de complejidad que transciende la mera manipulación al uso con herramientas digitales. Entre sus diversas fuentes de inspiración —plásticas y literarias— podemos destacar el imaginario y las técnicas pictóricas del informalismo, el expresionismo abstracto y el surrealismo

El autor sobre su obra: “La aplicación de técnicas pictóricas a las fotografías de unos edificios que salen de su letargo para cobrar nueva vida, me ha permitido sugerir el movimiento, la vibración del tiempo, la presencia humana y la expectativa de lo que podrían llegar a ser. Imágenes que imponen el color sobre fachadas veladas e interiores desnudos. Paredes desconchadas que se consolidan gracias a la adherencia de las líneas y el buen hacer de la geometría. Escombros, marañas de hierros y cables pelados que dibujan signos cabalísticos, números o letras. Señales que descubren un camino…»